Catering Boda Godelleta - Catering La Despensa

Boda de Lara y Juanan, 13 de junio de 2015

Nos amaneció un día nublado, propio de los día primaverales en los que no sabes en qué momento puede empezar a llover. En principio estábamos algo preocupados por ese día tan inestable. Nuestra misión era organizar una boda en Godelleta, la de Lara y Juanan, unos novios encantadores que querían celebrar ese día tan importante con su familia más allegada. Confiaron plenamente en Catering La Despensa para la organización de esta celebración tan importante en sus vidas.

Nosotros empezamos a preparar dos o tres días antes el montaje de las carpas, la jaima, el equipo musical, mesas, sillas, etc., siempre con la estimable ayuda de Samuel y Milagros, los padres de Lara, la novia. Cuando llegamos a la casa familiar, donde se iba a celebrar el evento, nos salió un sol estupendo, con lo que se dispararon todas nuestras preocupaciones.

El escenario estaba muy bien ambientado con un jardín muy bien cuidado,  con unas rosas rojas espectaculares. Empezamos a montar manteles, fundas de sillas, lazos,… cada vez había más ajetreo en la casa: las mujeres que venían de la peluquería, el padre ultimando detalles, nosotros con las cubertería, vajilla, en fin, era ya un ‘no parar‘!

Por último nos acordamos que no habíamos colocado los centros de mesa, los cuales habían sido confeccionados artesanalmente y con mucho gusto por la familia de los novios. Se iba acercando la hora y empezaron a llegar los invitados. La verdad es que el decorado era perfecto: sencillo pero elegante, sin artificios innecesarios y preparado con mucho gusto.

Una de las notas más emotivas de la boda de Lara y Juanan fue cuando al final de la ceremonia, la hermana de la novia cantó una canción dedicada a  ellos.

Tras la ceremonia de la boda, nuestra cocina empezó a ponerse en marcha, ofreciendo a los invitados unos entrantes en centro de mesa, un primer plato de pescado y un segundo plato de carne, todo ello regado con vinos de bodegas alicantinas y de Rivera del Duero. También ofrecimos un postre elegido por los novios, como todo el menú, y la ya tradicional tarta nupcial: una tarta casera de bizcocho de almendras con nata y trufa. Por supuesto hubo cava traído por los padres de la novia de una bodega de un amigo. Posteriormente al servicio de café, nosotros empezamos a recoger, quedándose los invitados con un servicio de barra libre. En todo momento hubo música ambiental. Fue una celebración muy entrañable para todos.

Desde Catering La Despensa queremos darles un fuerte abrazo a los novios, a los padres de Juanan y a Milagros y Samuel, los padres de Lara, por toda su confianza en nosotros. Era un día muy importante para ellos y para nosotros. Les deseamos lo mejor!

Os dejamos alguna imágenes del catering:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *